#
estás leyendo...
20N, votaaotros

¿Abstenerse? No, gracias

Toma la urna, #votaaotrosUna de las razones por las que los que utilizábamos #nolesvotes empezamos a utilizar #votaaotros es porque el primer lema parecía incitar a la abstención. Una vez este movimiento, junto con otros muchos movimientos ciudadanos se unieron en lo que hoy se conoce como el 15M y la prensa empezó a hacerse eco de las ideas ciudadanas, la mayoría de los periodistas asumieron que “No les votes” era igual a “Abstente”, pero de ninguna manera es así.

Desde el mismo principio, en el portal de nolesvotes siempre ha aparecido la frase:

No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

En nolesvotes y votaaotros siempre hemos tenido muy claro que abstenerse no sirve de nada. En el mismo portal se puede leer:

Al igual que ocurre en el caso del voto nulo, la decisión ciudadana de abstenerse tiene escasos efectos en la composición parlamentaria, por lo que puede mantener el statu quo sin conseguir el objetivo de introducir más voces en el parlamento y reducir los escaños de los partidos nolesvotes (PP, PSOE, CiU).

En otras palabras, abstenerse sirve de tanto o menos que un voto nulo. En un país en que el voto no es obligatorio, no se puede establecer la diferencia entre cuánta gente se ha abstenido porque le da igual y cuánta gente se ha abstenido porque está en contra del sistema. Incluso votar nulo, que sí que permite establecer esa diferencia, no sirve para cambiar las cosas, dado que los votos nulos se olvidan pasados unos días de las elecciones.

Hay quien aboga por votar en blanco, pero también hay que llevar cuidado con eso. Las matemáticas según nuestra Ley Electoral hacen que los votos en blanco reduzcan los porcentajes válidos de votos de otras formaciones y como, según la Ley D’Hont toda formación que consiga menos del 3% de los votos válidos está automáticamente eliminada, provincia a provincia. Esto provoca casos como los de las últimas elecciones generales, en el que formaciones como Izquierda Unida, con 200.000 votos globales más que CiU, consiguió 8 escaños menos (10 de CiU contra 2 de IU) y se quedó sin poder formar grupo parlamentario, o UPyD, con prácticamente los mismos votos globales que el PNV, consiguió 5 escaños menos (6 del PNV contra 1 de UPyD).

Para que nos hagamos una idea, esos 13 escaños de formaciones alternativas nos habrían venido muy bien para que en estas elecciones hubiese una tercera urna y pudiésemos votar en referéndum si nos parece bien o mal la reforma de la Constitución.

Sin duda nuestro sistema necesita un cambio, pero está claro que las grandes formaciones políticas no están dispuestas a ponerse de acuerdo, al menos para esto. Es curioso que durante esta legislatura sí se ha cambiado la ley electoral… para dificultar a los partidos nuevos o minoritarios la posibilidad de presentarse a las elecciones, exigiéndoles avales.

La única manera que tenemos de cambiar el sistema es cambiar la composición de sus sistemas de gobierno, desde los ayuntamientos hasta el Congreso de los Diputados, despidiendo a los que hasta ahora no han cumplido su función. Aunque eso requiere una gran movilización colectiva, acciones en la calle, en las redes sociales y de todas las maneras posibles, no podemos olvidar la manera más democrática de tomar decisiones: votar. Para que tu voto realmente cambie las cosas el próximo 20N no puedes pensar en votar al PP para castigar al PSOE, o al PSOE porque crees que Rubalcaba es más de izquierdas que Zapatero, o abstenerte porque piensas que quien de verdad manda son los mercados. Hay más opciones. Dales por lo menos el beneficio de la duda.

Curiosamente son esas otras opciones las que más propuestas han llevado a la mesa del Congreso durante los últimos cuatro años, propuestas que ni siquiera se han votado o que han sido denegadas más de una vez por los mismos de siempre. Curiosamente esos partidos son los que están a favor de la dación en pago, de reestructurar las políticas de derechos de autor con arreglo a la realidad de la sociedad de la información, de no criminalizar el uso de Internet, de limitar los privilegios de los políticos, de hacer pagar a los bancos por los préstamos que ha asumido el estado…

No utilices casi todos los medios a tu alcance para cambiar las cosas. Utilízalos todos. Vota a otros.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “¿Abstenerse? No, gracias

  1. yo votaré escaños en blaco, q renuncian a toda la pasta y dejan la silla vacia

    Publicado por alex | 27 octubre, 2011, 23:58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: